miércoles, 21 de mayo de 2008

I CONCURSO RELATOS CORTOS DE RUGBY: EL NUESTRO (por El 16)


El relato en PDF, en zona descargas blog.

Como aquel que estaba triste porque no tenía zapatos, hasta que se encontró al que no tenía pies...

De esa forma se sentían, sólo que aún no habían encontrado al que no sabía qué hacer con sus botas por falta de algo que meter en ellas. y es que es triste que, en un país con una tradición de alzamientos y revueltas, o lo que vendría a ser lo mismo hoy y salvando las distancias, deportes de equipo, un país como este decía, en el que las gestas deportivas eran de lo poco que presumir en las tertulias en una época en la que ya ni las tertulias tenían razón de ser, un país que no había conseguido quitarse más que la venda de un ojo, el que estaba para ver el todopoderoso juego del que todo el mundo sabía hasta la marca de los neumáticos de sus ídolos (y de sus contrarios también), en un país como este, lleno de pequeños países pero en los cuales de una forma u otra se valoraba incondicionalmente por unos pocos valientes el que en otros era como una religión, triste es que el nuestro no fuese a veces ni conocido en su justa medida.

un país en el que no hacían falta excusas de los más variopinto para celebrar un tercer tiempo en condiciones, o precisamente sí, hacían falta más excusas pues sino no había quien encontrase otra creíble después de haberse exprimido la sesera hasta límites insospechados a priori para poder justificar una ausencia o un retraso a la hora de llegar a casa tras jugar –las menos- o ver –normalmente- un partido en la casi siempre unidireccional televisión, pues todas ellas actuaban como si sólo un deporte nos tuviese que alimentar a todos.

pero claro, siempre nos quedaba ver al de la falta de extremidades de la primera línea para comprender que lo cierto es que aún los había peor parados que los aficionados al nuestro, y claro, ahí es donde los de la infame mayoría esferipédica (me perdonarán pero balompédica sería una simplificación, pues lo nuestro, oblongo o no, también es un balón), me dirán que no nos podemos quejar, pues hay algunos cuyo nombre no nos dan ni una pista de la forma o el número de participantes.

Así, nombres o apodos o barbarismos como turf o curling son aún más lejanos para el entendimiento del común de los mortales que el nuestro, si bien al nuestro ciertamente muchos también lo confundirían con aquel de allende los mares y allende el cuerpo humano por la cantidad de protecciones en forma de armadura que se plantan encima para proteger unos cuerpos mucho más trabajados en el gimnasio y sin embargo mucho más endebles, dado el aparente miedo que les hace disfrazarse de robots.

Pero el nuestro, débil acá, no dejaba de ser globalmente en un mundo cada día más globalizado, un gigante con unos buenos cimientos, lo cual nunca nos dejó perder la esperanza de que en vida veríamos cumplido nuestro sueño del reconocimiento nacional y racional de un deporte que fuera es religiosamente salvaguardado de cambios absurdos, salvo aquellos necesarios para mantenerlo fuerte económicamente, imprescindible hoy para poder competir con los modelos publicitarios de la competencia.

y es que seguro llegará el día en que estaremos un poco menos lejos (y no abajo, pues con los medios actuales estamos lejos, pero no abajo), quizá lo suficiente como para poder hablar de tú a tú a los históricamente grandes de esta forma de entender un deporte en el que se respeta al respetable, pues se considera que entiende, se respeta al que arbitra, pues si está ahí y no le respetas tú no mereces estar con él ni con los tuyos en el campo, se respeta al contrario, pues aún pateándole o “malplacándole” después irás con él a chocar tu copa, y se respeta al compañero, pues en este nuestro deporte el compañero no es nadie si tú no estás para echarle una mano junto con otros más para que no le pase por encima todo un vagón de contrarios.

No existe ni por asomo otro deporte como el nuestro, en el que el equipo sea tan capital para cualquier transición, en el que los menos dotados para correr lo hagan como el que menos lo está para placar, cosa que también intentará, aunque sea a la francesa, y en el que el Respeto pueda escribirse en mayúsculas, pero que no querrá decir miedo a la derrota como en otros.

Siempre nos quedará además recordar que, durante mucho, mucho tiempo, cuanto menos, fuésemos los románticos aquellos que veíamos y valorábamos un deporte, el nuestro, en el que lo importante eran las cosas importantes de la vida, en el que lo que valorábamos de él lo habríamos valorado de la misma forma fuera de la cancha que, en los más de los casos, teníamos que compartir con otros deportes, pues el nuestro era aún entonces considerado como una minoritaria y desconocida afición.

Aunque una cosa ya se sabía incluso por los que no lo valoraban en su justa medida, y es que los que practicaban el nuestro, parecían tener una nobleza muy en desacorde con su aparente pinta de brutos, incluso fuera de la cancha. O sobre todo fuera de ella.

9 comentarios:

Josep Buxaderas dijo...

Esto es un articulo de opinión, no un relato.

Anónimo dijo...

perdona por hacerte perder el tiempo, josep.

Anónimo dijo...

Si bien es cierto que no cuenta ninguna historia concreta, también lo es que está bien escrito y en ocasiones con recursos poéticos.
Me ha gustado, ha sido muy agradable de leer, pero también pienso que parece un artículo periodistico más que un relato breve.

Josep Buxaderas dijo...

Anonimo, supongo que serás el autor del articulo de opinión, no creo que haya faltado al respeto para que uses esa acidez conigo. Solo he comentado que no me parece un relato y me choca ya que este concurso lo es, al menos eso creo.

Considero relato como una historia ya sea de ficción o de no-ficción. Pero sobre todo debe ser una estructura discursiva, no opinativa. Si esto mismo lo hubieras incluido en una historia, no hubiera dicho nada. Si te molesta lo lamento, pero eso no cambiará la esencia de tu articulo que por lo demás me parece perfecto.

rexman dijo...

hola a todos, cuando llegaron los textos EL NUESTRO, y NO ES FACIL, me plantee su publicación porque realmente son articulos de opinion, pero consideré que por el esfuerzo y la calidad merecia aparecer en el blog.
El jurado fallara sobre RELATOS, pero creo que estas aportaciones enriquecen el blog, espero haber "tranquilizado" a los puristas.
Gracias a todos, por leerlos y debatir, eso quiere decir que estamos vivos y el rugby nos interesa

Anónimo dijo...

hola de nuevo, soy el anónimo de antes, en efecto el que escribió "el nuestro", uno que en ningún momento pretendió ser demasiado ácido con nadie. simplemente envié el ARTÍCULO para aportar mi granito de arena a un blog, que creo que es de lo que se trata, (aparte del concurso, claro). Si tengo tiempo prometo intentarlo con un RELATO, si bien considero que mi aportación ya la he hecho. Gracias a todos y perdonad si con el Artículo o con el posterior comentario he molestado a alguien, como a Josep.

Josep Buxaderas dijo...

El 16, no se que mania te ha entrado conmigo. En ningún momento he dicho que tu articulo me haya molestado, ni que haya perdido el tiempo, pero igual que tu aportas tu granito de arena con este articulo (no hace falta que lo pongas en mayusculas) yo lo aporto diciendo que no es lo que yo creia que estaba permitido en este concurso. Sigues siendo acido y quizás algo rencoroso por lo que leo entre lineas.

Anónimo dijo...

ok, perdona de nuevo.

Josep Buxaderas dijo...

No pasa nada, y reitero mis felicitaciones por el articulo. Es Excelente como dije antes